Saltar al contenido
CON ELECTROESTIMULADORES

Electrofitness

Electrofitness, descubre ahora en qué consiste. De cómo utilizar descargas eléctricas controladas, dirigidas a un músculo, para producir una contracción guiada y con ello una mejora de su rendimiento. Con lo que podemos asesorarte y aconsejar.

Electrofitness, ¿en qué consiste?

Es la combinación del fitness tradicional con la electroestimulación muscular (EMS). Con lo que se realizan ejercicios de siempre y que se potencian con las técnicas EMS de forma que con una o dos sesiones por semana de aproximadamente unos 20 minutos el trabajo y puede ser visible en poco tiempo.

Siempre se ha de realizar bajo la supervisión de un entrenador personal que te guía con un entrenamiento específico y personalizado según las necesidades de cada persona y sus objetivos concretos. También se suele acompañar de un programa dietético para mejorar aún más los resultados.

Los ejercicios se ejecutan mediante un chaleco y unos pantalones los cuales llevan unos electrodos a través de ellos el músculo recibe una serie de ondas eléctricas que multiplican el esfuerzo de las fibras musculares, de esta maneara los músculos hacen menos repeticiones para conseguir el objetivo final.

Los electrodos se reparten de la siguiente forma:

Dos en los pectorales, dos en el abdomen, dos en los trapecios y dos en glúteos.

También dos bandas independientes en bíceps y cuádriceps.

La sensación puede llegar a ser intensa, cuando la contracción es fuerte, pero no debe producir dolor.

Resultados de electrofitness

Se consigue mayor tonificación en menor tiempo.

Se trabajan músculos que habitualmente con el movimiento de ejercicios convencionales apenas se contraen.

Se mejora la permeabilización de los tejidos musculares.

Se mejora la circulación sanguínea lo que mejora la oxigenación y nutrición tisular.

Quema calorías así que puede ayudar en procesos de adelgazamiento.

Puede ser utilizado en personas que no puedan seguir un entrenamiento de alta intensidad.

Ayuda en la rehabilitación de lesiones deportivas.

Contribuye a eliminar la celulitis (la inflamación del tejido celular subcutáneo).

Combate la flacidez.

Previene la aparición de osteoporosis.

Genera endorfinas, por lo que ayuda a eliminar el estrés.

Electrofitness contraindicaciones

Como todas las prácticas nuevas, es importante hacerlo bien, con un equipo seguro y en condiciones y asesorado por entrenadores personales.

No debe utilizar este método de entrenamiento las personas que porten un marcapasos o una prótesis metálica, o con problemas cardíacos y de hipertensión. Tampoco es recomendable en menores (salvo recomendación médica específica) ni en mujeres que estén embarazadas.

No es aconsejable que sea el único ejercicio físico que se realice ya que no mejora la resistencia aeróbica, porque el tiempo y el esfuerzo están muy controlados, por ello es mejor combinar este tipo de entrenamiento con otro tipo de actividad física como running, natación… o fitness tradicional (aerobic, zumba…).

Un mal uso de un aparato de electro fitness podría producir contracturas, tirones, rotura de fibras e incluso quemaduras, si el voltaje y la intensidad no son adecuadas. Con lo cual se recomienda que se ejecute en centros cualificados y con asistencia de personal cualificado.

En las primeras sesiones de este tipo de entrenamiento puede producir ciertas agujetas intensas, en lugares poco habituales. Ya que en el resultado se está trabajando con músculos nuevos. Si estas no se pasan, como siempre, en un par de días, consulta a un médico y no vuelvas a repetir sesión sin su aprobación.

.

Lo que debes conocer del electrofitness:

¿Cómo funciona el chaleco de electroestimulación?

Como puede verse es un equipo de uso profesional que emite impulsos eléctricos y que dependiendo de aquellos parámetros que se establezcan de frecuencia, como tipo de onda o profundidad, produce el desarrollo y fortalecimiento de la musculatura. La combinación de estos impulsos localizados  y la rutina de entrenamiento físico permiten lograr resultados como aumentar la masa muscular.

La ventaja que pueda se inalámbrico

Es que puede facilitar  mucho la libertad de movimientos en los ejercicios y también para poder entrenarse en grupo o en solitario.

¿Qué son y para qué sirve estos equipos? 

Tienen un sistema de control  con el cual pueden monitorizar las constantes vitales de cada usuario, ya que los entrenamientos no son iguales para las personas, ya que cada uno tiene diferente consumo calórico, ritmo cardíaco o concentración de oxígeno en la sangre. Gracias a una pulsera, se puede controlar y registrar los datos de los ejercicios.

La duración de cada sesión de entrenamiento

Se aconseja que sea de unos 20 a 25 minutos, incluyendo el calentamiento y la recuperación. Lo más óptimo son 20 minutos de entreno y posteriormente, 5 minutos como mínimo de relajación y recuperación muscular.

¿Cuántas sesiones por semana se deben efectuar?

Se recomienda realizar una o dos veces por semana, según el programa seleccionado, el nivel de entrenamiento y la experiencia.

¿Cansa una sesión de electrofitness?

Según el nivel de potencia y el programa utilizado, se puede sentir una sensación de fatiga física, lo que es una indicación del entrenamiento muscular realizado. Las contracciones musculares se tienen que desarrollan siempre de forma progresiva, sin traccionar de forma excesiva los tendones o las articulaciones.

¿Qué posición se debe adoptar durante una sesión?

Sobre todo, posición erecta, columna recta y piernas flexionadas. La edad no importa, ni la forma física, el sexo o tipo de cuerpo. Siempre ayudará a reforzar la arquitectura muscular, tonificar las fibras y reducir la acumulación de grasa.

¿Es obligatorio hacer dieta durante los entrenamientos?

La dieta no es obligatoria aunque sí aconsejable. El electrofitness produce cambios metabólicos, drena el sistema linfático y quema calorías. Se recomienda por tanto, disminuir la ingesta de alcohol, azúcares simples y sal, beber mucha agua y para evitar el catabolismo, aumentar la ingesta de proteínas. Un entrenamiento de electrofitness supone un ahora del  50% del tiempo con relación con un entrenamiento normal, también  permite mejorar la calidad del mismo y recuperarse mejor.

¿Hay contraindicaciones para su uso?

Sí, contraindicaciones de electrofitness, para embarazadas y lactantes, epilépticos, personas con marcapasos, bombas de insulina o dispositivos contra la incontinencia, así como presencia de hernias, enfermedades óseas o graves. Tampoco puede ser utilizado en caso de prótesis. La persona encargada de llevar a cabo el entrenamiento, siempre se informará de los posibles factores de riesgo.